traducción profesional comercial

Internacionalización web

¿Ya has pensado en qué estructura tendrá tu sitio web multilingüe? En primer lugar, tendrás que decidir si quieres un único dominio que incluya todos los idiomas, o bien si prefieres un dominio para cada idioma o país. De todo esto se ocupa el proceso de internacionalización de los sitios web.

ESmedo > Traducción de sitios web > Internacionalización
Traducción y localización de páginas web

Internacionalización y localización de páginas web

En ESmedo – Traducciones y Servicios Web somos expertos en buscar soluciones para la creación y gestión de webs multilingües o multiregionales. También estamos especializados en traducción de sitios web creados con el CMS WordPress.

Antes de plantearse la creación de un sitio en varios idiomas o con diferentes versiones conviene hacerse determinadas preguntas en torno a consideraciones comerciales y de presupuesto.

Factores comerciales

Para tomar decisiones, conviene tener en mente las necesidades de los usuarios y clientes de tu web y la oferta de servicios de tu empresa:

¿La mayoría de tus clientes procede del extranjero?

¿Tus clientes esperan que se dirijan a ellos en su idioma materno?

Si no traducimos el contenido, ¿corremos el riesgo de perder potenciales clientes?

¿Tiene tu empresa sucursales de venta en el extranjero?

¿Estos equipos de ventas en el extranjero generan su propio contenido o todo el contenido se redacta en la sede?

¿Tus productos y servicios varían según el país o región?

¿La sede de tu empresa está ubicada en un país con dos o más idiomas?

¿Qué idiomas hablan la dirección o el equipo de tu empresa?

Factores económicos

Los factores económicos están íntimamente relacionados con el presupuesto:

¿Tiene tu empresa un equipo encargado de crear y gestionar el contenido traducido?

¿Quiere la empresa traducir el contenido a nivel interno o piensa recurrir a una agencia de traducción?

¿Cuántos idiomas ofrecerá? ¿En cuántos países desea tener presencia?

Si le llegara una solicitud en alemán, ¿en qué idioma responderías?

Teniendo en cuenta todos estos factores, es esencial distinguir claramente entre webs multilingües y webs multiregionales, es decir, teniendo en cuenta el territorio y no el idioma.

Estos dos conceptos NO son sinóminos.

Web multilingüe

Web multiregional

Internacionalización multilingüe
El sitio web se traduce a varios idiomas pero el contenido es prácticamente el mismo en todas las versiones traducidas.

Por ejemplo: una web puede ofrecer versiones en inglés, francés, español y alemán.

¿Cuándo multilingüe?

Nos decantamos por la web multilingüe cuando nuestros productos, servicios e innovaciones son siempre los mismos en todos los mercados.

¿Cómo seleccionamos idioma?

El idioma en que navega el usuario se detecta a través del navegador.

Le presentamos al cliente la posibilidad de seleccionar el idioma desde un menú.

Ofrecemos una página de inicio en que presentamos los diferentes idiomas.

¡Los idiomas no se representan con banderas!

¿Cómo indicamos el idioma en la URL?

Utilizamos un único dominio para nuestra empresa y varias “carpetas” para cada idioma.

Emplearemos los ISO de idioma:

Inglés internacional
www.ejemplo.com/en/about-us
Inglés americano
www. ejemplo.com/en-us/about-us
Español de España
www. ejemplo.com/es-es/sobre-nosotros

Localización multiregional
La web contiene diferentes apartados que ofrecen contenidos específicos y traducidos para atraer a clientes de determinados países o regiones.

Por ejemplo: las variaciones pueden estar destinadas al Reino Unido, Francia, España y Alemania.

¿Cuándo multiregional?
Nos decantamos por una web multiregional cuando nuestros productos, servicios e innovaciones son diferentes en cada país.
¿Cómo seleccionamos país?

Geolocación a través de la IP (funciona en casi todos los casos).

Ubicación del dispositivo si el GPS está activado (necesita autorización del usuario).

Le presentamos al cliente la posibilidad de seleccionar el país o región desde un menú.

Ofrecemos una página de inicio con un mapa o con banderas en representación de los países.

¿Cómo indicamos el país en la URL?

Opción 1: Utilizamos un único dominio para nuestra empresa y varias “carpetas” para cada país o región. Empleamos los códigos ISO de país.

Reino Unido
www.ejemplo.com/uk/about-us
Estados Unidos
www. ejemplo.com/us/about-us
España
www. ejemplo.com/es/sobre-nosotros

Opción 2: Algunos países utilizan más de un idioma, por lo que a veces es necesario emplear códigos de idioma y de país en una misma URL:

Canadá, zona anglófona
www.ejemplo.com/ca/en/about-us
Canadá, zona francófona
www.ejemplo.com/ca/fr/a-propos-de-nous

También podemos utilizar un guión: /ca-en/

¿Se aconseja utilizar diferentes dominios para cada web (www.ejemplo.es / www.ejemplo.de / www.ejemplo.it)?

La mayoría de expertos en SEO dicen que no. En realidad no supone ninguna ventaja asignar las diferentes webs de empresa a un dominio diferente. Lo mejor es crear sitemaps XML para cada país. Esto le dice a Google qué páginas corresponden a cada país. Además resulta más fácil impulsar un único dominio válido para toda la empresa.

No obstante, si deseas comprar las versiones locales de cada dominio (si están disponibles) y redireccionarlas a la web principal, también puedes hacerlo.

Por ejemplo, hacer que www.ejemplo.fr se redireccione a www.ejemplo.com/fr.

La localización y la internacionalización es algo más que traducir

Más de una vez hemos entrado en una tienda o negocio online que está en un idioma que no entendemos. Como hace la mayoría de la gente, lo normal es salirse de la página y continuar buscando hasta encontrar otra web que ofrezca los productos o la misma información en nuestro idioma.

Podemos estar seguros de que el público general reacciona del mismo modo cuando entra en una web que está en un idioma extranjero. Hoy en día, la presencia en Internet tiene una función crucial en los negocios. Destacar en la red, entre millones y millones de webs similares a la nuestra, puede ser un reto, sobre todo si nuestro público no entiende el idioma en que está escrita. Y no queremos que nuestros clientes se salgan de la web, ¿verdad?

La solución pasa por localizar el contenido

Si se hace bien, una versión localizada del contenido de nuestra web permitirá a un público más amplio acceder a la información que ofrecemos. Si se hace mal, o no se hace, los clientes saldrán de la web o nunca nos encontrarán. Hasta que no adaptemos nuestra web a las diferentes culturas, y a cómo se organiza la información en esas culturas, no nos daremos cuenta del potencial que tiene Internet para impulsar nuestro negocio.

¿Por qué es importante la localización?

En la actualidad, la mayoría de sitios web que buscan una proyección internacional suelen estar en inglés o traducidas al inglés. Pero existen grandes comunidades de hablantes (de español, portugués o chino) que prefieren siempre comprar en una web que esté en su idioma. Traduciendo sólo nuestra web al inglés seguimos ignorando a un público importante, ya que en Internet los hablantes de inglés no son mayoría. Se estima que para llegar al 90% del público en Internet, tendríamos que traducir nuestra web a 21 idiomas.