Traducción de WordPress en ruso

Configuramos tu sitio en web en WordPress y lo configuramos para traducir de español a ruso o de ruso a español. Traduce tu WordPress y empieza a vender tus productos también en Rusia.

 

Solicitar presupuesto

Cómo traducir en ruso un sitio web desarrollado en WordPress

Te explicamos en cinco pasos, y de forma general, cuáles son los pasos a seguir para traducir una web de WordPress de ruso a español o desde el español hacia el ruso. La localización y adaptación de sitios webs a otro idioma puede resultar un proceso complicado.

1. Plugin multilingüe

El primer paso es instalar y configurar un plugin multilingüe que permita traducir la web a otros idiomas, ya que WordPress por defecto no es multilingüe. Actualmente el plugin más completo y profesional es WPML, que es compatible con el ruso y con prácticamente cualquier idioma. Con este plugin puedes traducir tú mismo la web, hacerlo con traducción automática o contratar los servicios profesionales de una agencia de traducción especializada en ruso.

2. Seleccionar el contenido

A continuación decidiremos qué partes de la web vamos a traducir al ruso. ¿Queremos traducir sólo el contenido más importante y, por ejemplo, dejar en español los artículos del blog? No es necesario traducir todo en un primera fase. Otro aspecto a considerar es utilizar la traducción automática para algunas partes de la web, como las opiniones, y contratar a un traductor profesional de ruso para los apartados más comprometidos, como las condiciones legales.

3. Otros elementos de la web

En todos los sitios web siempre existen cadenas de textos que son más difíciles de encontrar y traducir de español a ruso, como los menús, los widgets, los alt-tags de las imágenes, los breadcrumbs o el aviso legal que encontramos en el pie. Una localización profesional en ruso tendrá en cuenta todos estos detalles. Asimismo, si existen imágenes que contienen texto, habrá que editar el texto y crear un archivo de imagen para cada idioma.

4. Traducción para SEO

Otro paso muy importante es localizar y traducir al ruso todos los textos que nos ayudarán a posicionar el sitio para que lo encuentren potenciales usuarios rusos. Las metaetiquetas del título y la descripción, los slugs de todas las URLs, los textos de datos estructurados y las palabras clave tendrán que ser traducidos por expertos en SEO en el país de destino, como Rusia.

5. Comprobaciones finales

Traducir correctamente al ruso un sitio de WordPress puede ser difícil si tenemos instalados muchos plugins. Siempre nos aseguraremos de que los plugins y temas están preparados para ser traducidos. En la fase final es muy importante revisar que el contenido publicado aparece en el idioma correspondiente y que las versiones en español y ruso están enlazadas entre sí.

¿Quieres traducir tu WordPress al ruso?

WordPress es el gestor de contenidos (CMS) más utilizado en Internet. Más del 60% de las webs en español y en ruso están desarrolladas con este CMS.

En un mundo globalizado, traducir tu WordPress al ruso te permitiría ampliar tu mercado y vender tus productos y servicios no sólo a usuarios de España sino también de Rusia.

Nuestros traductores nativos de lengua rusa trasladarán fielmente tus contenidos al ruso con un lenguaje preciso que sabrá captar la atención de tus potenciales clientes rusos.

Una vez tu WordPress esté conectado a nuestra plataforma de gestión de traducciones, importaremos todos los contenidos y cadenas de texto, que se asignarán a uno de nuestros traductores ruso<>español para su traducción: páginas, entradas, taxonomías (categorías, etiquetas…), entradas personalizadas, slugs, menús, widgets, etc.

Plugin multilingüe

Por defecto, WordPress no tiene funcionalidades multilingües. WPML es el plugin desarrollado por OntheGoSystems que te permite traducir tu web no sólo al ruso sino que puedes crear versiones para cada uno de los dialectos del ruso hablados en Rusia

Todas nuestras traducciones de WordPress al ruso incluyen acceso ilimitado y de por vida al plugin WPML y a todas las futuras actualizaciones. Para poder calcular el volumen de palabras a traducir, instalaremos esta extensión multilingüe y conectaremos tu web a nuestra plataforma de memorias de traducción.

Las memorias de traducción son bases de datos multilingües (español-ruso) donde se van almacenando todas tus traducciones. Esto supone un importante ahorro en costes ya que la misma frase sólo se traduce una vez.

Traducir tu web al ruso también te ayudará a posicionarte en buscadores como Google y Yahoo, y aparecer en los resultados de búsquedas que realicen usuarios rusos. Es lo que se conoce como SEO Internacional. Nosotros utilizamos el plugin Yoast SEO, ya que es compatible con WPML y es muy fácil importar importar las metaetiquetas (título, descripción, palabras clave…) para su traducción al ruso.

Woocommerce: tu tienda online también en ruso

Woocommerce es un set de plugins que te permiten crear tu tienda online y traducir al ruso y a cualquier idioma los productos, descripciones de producto y todos los mensajes que conforman el proceso de compra. Este plugin también es compatible con WPML y con Yoast SEO, por lo que si inviertes en traducir al ruso tendrás la seguridad de que tu sitio web no sufrirá problemas de incompatiblidad.

No limites la venta de tus productos y servicios a usuarios hispanohablantes: solicita tu presupuesto de traducción al ruso y empieza a vender también en Rusia

 

Ponte en contacto con nosotros y traduce tu WordPress al ruso

¿Necesitas ayuda?

14 + 15 =

Orígenes de la lengua rusa:

El ruso pertenece, junto con el ucraniano y el bielorruso, al grupo de lenguas indoeuropeas del grupo eslavo oriental.

La individualización de estas tres lenguas se produjo durante los siglos XIV y XV. La lengua poco diferenciada de los eslavos orientales pasó a llamarse ruso antiguo.  Para la creación de la lengua escrita, una variante del alfabeto cirílico, fue determinante el dialecto moscovita, que a principios del siglo XVIII se emancipó del eslavo eclesiástico que se había utilizado desde el siglo X. 

La gramática de Lomonosov y la obra de Pushkin completaron esta evolución, y en 1918 se simplificó el alfabeto.