Traducimos al sueco la presencia web de tu empresa o negocio.

Amplia tu mercado y vende tus productos y servicios también en Suecia. 

ESmedo > Traducción de sitios web > sueco > Traducción web sueco

¿Qué podemos hacer por ti?

¿Te gustaría tener tu WordPress en sueco? ¿O que los vídeos que publicas en tu web tuvieran Subtítulos en sueco? A veces los pequeños detalles son los que marcan la diferencia. Nosotros te asesoramos y nos encargamos de la localización español-sueco de tus sitios web. Las ventajas de la localización frente a la traducción es que el contenido se adapta específicamente a las necesidades y expectativas de los lectores de habla sueca. Para ello adaptamos cualquier referencia cultural en español que no funcione en la versión sueca de tu web.

Una de las mayores ventajas de una buena traducción web al sueco es que conectarás de inmediato con clientes de Suecia. Nuestros traductores nativos, que dominan todas las sutilezas del idioma, te garantizan que tus traducciones tendrán el efecto deseado en tus lectores internacionales. Olvídate de textos insulsos y mal redactados y apuesta por contenidos que interesen a tus potenciales usuarios.

Llega a más usuarios de Suecia

Cuando traduces tu sitio web, tu contenido es entendido por un gran número de potenciales clientes de habla sueca, lo que incrementa tus posibilidades de éxito en mercados suecos.

Aumenta tus ventas en Suecia

Tus productos y servicios serán visibles a clientes suecos. Si además planificas una estrategia de marketing multilingüe, las ventas de tu empresa aumentarán considerablemente.

Mejora tu SEO en sueco

Traducir tu web al sueco mejora tu posicionamiento local en Google y te permite enfocarte en las palabras clave que buscan tus clientes en su propio idioma.

Mejora la experiencia del usuario

Traducir al sueco mejora la experiencia de usuario de una parte de tus clientes extranjeros, ya que entenderán sin problemas tus productos y servicios y navegarán cómodamente por la web. Está comprobado que los usuarios prefieren comprar siempre en webs que estén en su idioma.

 Traducción profesional en sueco

Llevamos años ofreciendo servicios de traducción español-sueco. Nos esforzamos por brindar la mejor calidad y atención al cliente. Para ello, seleccionamos a los mejores traductores nativos de sueco con excelentes capacidades lingüísticas.

Los traductores entenderán las particularidades del mercado de habla sueca al que deseas dirigirte y, en caso de duda, nosotros haremos siempre de intermediarios para gestionar y solventar cualquier incidencia.

Como agencia de traducción nos encargamos de la parte técnica y buscamos el método más sencillo y seguro de exportar e importar el contenido traducido.

Nuestro servicio especializado de traducción web español-sueco es la mejor forma de evitar sorpresas e imprevistos. Nuestros traductores son nativos de la lengua hacia la que traducen, y además están especializados en el área de conocimiento de tu empresa. Puedes estar seguro de que nada quedará al azar.

¿Necesitas una traducción? ¿O una localización? Como agencia de traducción, te asesoramos sobre la mejor estrategia para traducir tu web al sueco.

¿Cómo se traduce un sitio web al sueco?

Intentamos que el proceso de traducción sea lo más directo y fácil posible. Ponemos en marcha diferentes estrategias para traducir webs en cualquier plataforma o CMS, tanto tiendas online como blogs o webs informativas.

Trabajamos con archivos HTML escritos en JavaScript, xhtml o PHP, y con gestores de contenidos como WordPress o Joomla, respetando siempre el código y ofreciendo traducciones sin errores de formato. En sitios web construidos con WordPress, instalamos y configuramos el plugin multilingüe WPML, que nos permiten importar el contenido directamente desde tu web y traducirlo al sueco.

Pero si prefieres que no tengamos acceso a tu CMS, siempre puedes enviarnos los contenidos en un Word o Excel y nosotros lo traduciremos al sueco para que lo importes como desees.

¿Quieres traducir tu web al sueco para llegar a más clientes y mejorar tus ventas online? Tanto si eres una pequeña empresa que quiere expandirse en Suecia, como si trabajas en una gran compañía que desea llegar a un público extranjero, invertir en un sitio web multilingüe siempre es un apuesta segura.

Somos un proveedor de servicios lingüísticos con muchos años de experiencia. Ofrecemos presupuestos cerrados en menos de una hora, un servicio de traducción español-sueco rápido y flexible, y unas tarifas asequibles para que tu abertura a mercados suecos no te suponga un gasto excesivo.

Nuestros servicios de traducción de páginas web son la solución perfecta para cualquier tipo de presencia web. ¿Has puesto a la venta un producto novedoso y te gustaría llegar también a clientes de otros lugares como Suecia? Te proponemos traducir tu tienda online de forma rápida y segura, y te garantizamos llegar a cualquier parte del mundo y aumentar exponencialmente tus ingresos.

¿Tienes un sitio web puramente informativo donde expones y explicas tus productos y servicios? Tanto si eres una ONG, un organismo público o una asesoría, nuestros servicios de traducción web te garantizan que el concepto y los objetivos de tu negocio se traducirán correctamente al sueco.

¿Necesitas ayuda?

4 + 3 =

Resumen de la lengua sueca

El sueco es una lengua germánica septentrional hablada por unos 10 millones de personas en Suecia (Sverige). En 2007 había 290.000 hablantes nativos de sueco en Finlandia, y 2,4 millones de hablantes como segunda lengua. Se estima que en 2010 existen unos 300.000 hablantes de sueco en países distintos de Suecia o Finlandia. Muchos viven en los Estados Unidos, Reino Unido, España y Alemania, y también en otros países escandinavos, Francia, Suiza, Bélgica, los Países Bajos, Canadá y Australia.

El sueco está estrechamente relacionado con el noruego y el danés, y sus hablantes suelen entenderse entre sí.

Finlandia estuvo gobernada por Suecia desde el siglo XII hasta 1809. Durante ese período, el sueco fue la principal lengua del gobierno y de la educación. Hoy en día, el finlandés y el sueco son lenguas oficiales en Finlandia.

Antes había comunidades de habla sueca en Estonia (Estland). Cerca de un millar de esos suecos emigraron al sur de Ucrania después de que Estonia pasara a formar parte del Imperio Ruso en el siglo XVIII. Allí crearon un pueblo conocido como Gammölsvänskbi (Pueblo Sueco Antiguo), que ahora forma parte de Zmiivka (Зміївка). Muy poca gente habla todavía sueco en esta zona. Durante la Segunda Guerra Mundial, otros sueco-hablantes huyeron de Estonia a Suecia. Sólo muy pocas las personas en Estonia que todavía hablan sueco hoy en día.

Entre los años 800 y 1100 d.C., se hablaba en Suecia un dialecto del nordeste antiguo conocido como sueco rúnico. Se escribía en el alfabeto rúnico. Se diferenciaba sólo ligeramente del dialecto nórdico antiguo de Dinamarca, o danés rúnico. Las dos lenguas comenzaron a separarse durante el siglo XII.

El sueco apareció por primera vez en alfabeto latino en 1225 en la ley westrogoda (Äldre Västgötalagen), el código de derecho utilizado en la provincia de Gothland Occidental (Västergötland). La lengua de este texto se conoce como Sueco Antiguo Temprano (klassisk fornsvenska o äldre fornsvenska), que se utilizó hasta aproximadamente 1375. Gramaticalmente era mucho más complejo que el sueco moderno.

Entre 1375 y 1526, el idioma de Suecia se conocía como Sueco Antiguo Tardío (yngre fornsvenska). Había sufrido una simplificación gramatical y un cambio de vocales, y para el siglo XVI tenía más en común con el sueco moderno. Durante este tiempo, el sueco tomó prestadas muchas palabras del latín, del bajo alemán y del holandés.

La traducción de la Biblia al sueco en 1526 se considera que marca el comienzo del sueco moderno. Ayudó a establecer una ortografía consistente para el sueco, aunque la ortografía utilizada en la traducción no era completamente consistente. Por ejemplo, las letras ä y ö se utilizaron en lugar de æ y ø, y å reemplazó a o en muchas palabras.

Las reglas modernas de la ortografía sueca fueron creadas por el autor Carl Gustaf af Leopold, por encargo de la Academia Sueca (Svenska Akademien). Su propuesta fue publicada en 1801, y finalmente adoptada por la Academia en 1874. La ortografía fue reformada en 1906, y dicha reforma sólo fue respaldada plenamente por la Academia Sueca en 1950.