traducciones juradas

Traducciones juradas español<>portugués

Traducciones oficiales, legalmente firmadas, selladas y certificadas, para la combinación portugués-español. Traducciones juradas con validez tanto en España y como en Brasil, Portugal…

ESmedo > Traductores jurados > portugués > Traductores jurados de portugués
traducciones juradas profesionales

¿Te han pedido una traducción jurada al portugués de algún contrato o documento oficial y no sabes por dónde empezar?

Nuestra agencia de traducciones te ofrece un servicio rápido de traducciones juradas de español a portugués o de portugués a español. Las traducciones juradas son documentos parecidos a los que emite un Notario, ya que se certifica que la traducción dice exactamente lo mismo que el original, por lo que tiene carácter oficial. Si necesitas firmar contratos, poderes o seguros en el extranjero, o presentar tu expediente académico en una universidad de, por ejemplo, Brasil, Portugal, posiblemente te pedirán una traducción jurada al portugués.

El término «jurado» significa que la traducción ha sido firmada, sellada y certificada por un traductor oficial de portugués autorizado. Es importante no confundir traducción jurada con traducción jurídica o legal (para más información: Traductor legal portugués).

Si quieres saber cuánto te va a costar, mándanos una copia escaneada bien visible (no sirven fotografías), la combinación de idiomas (entre el portugués y cualquier idioma) y el plazo de entrega de que dispones.

¿Dónde se habla portugués?

El portugués (português en portugués) es idioma oficial en Portugal, Brasil, Mozambique, Angola, Guinea-Bisáu, Guinea Ecuatorial, Timor Oriental, Cabo Verde y Santo Tomé y Príncipe. En total lo hablan 177 millones de personas, que representa el 3,2% de la economía mundial.

 

Traductores oficiales de portugués

Nuestros traductores oficiales de lengua portuguesa son nativos hispanohablantes o lusófonos, están especializados en ámbitos jurídicos y técnicos, y han sido habilitados para firmar y sellar sus traducciones.

Apostilla de la Haya

La Apostilla es un formulario en que un Notario o funcionario certifica que la firma rubricada en un documento es auténtica. Muchos documentos oficiales en portugués van acompañados de una Apostilla. Si tienes que presentar algún documento en otro territorio (como Brasil, Portugal), seguramente lo más conveniente será apostillar la traducción.

Apostilla de La Haya

Organismos oficiales

En España, las traducciones certificadas o juradas de portugués las llevan a cabo traductores nombrados por el Ministerio. En otros países, son traductores habilitados por tribunales, organismos oficiales y en algunos casos asociaciones profesionales de traductores.

Plazos de entrega

Las traducciones juradas de portugués de documentos cortos no suelen demorarse más de 2 o 3 días, pero todo depende de la disponibilidad. Si lo solicitas, podemos enviarte una copia escaneada por e-mail, y posteriormente el original por mensajería.

Precio de una jurada de portugués

Las traducciones juradas español-portugués o portugués-español se presupuestan casi siempre en base al número de palabras, si bien existe una tarifa mínima. El presupuesto incluirá siempre los gastos de mensajería.

Solicita presupuesto de traducción jurada de portugués

Documentos

Entre los documentos para los cuales se suele requerir traducción jurada/oficial, desde o hacia el portugués, se incluyen: diplomas, certificados de estudios, expedientes, contratos, escrituras, demandas, resoluciones judiciales, estatutos sociales, certificados de nacimiento, matrimonio o defunción, libros de familia o testamentos, entre otros.

¿Qué sabes del portugués?

El portugués es una lengua románica occidental que se caracteriza por su nasalización, por la dificultad para distinguir el final y el inicio de las palabras y por su complicada fonética.

El portugués brasileño no sólo se diferencia por los acentos y el lenguaje coloquial, sino que también se distingue por su ortografía y reglas gramaticales.

El portugués es una lengua romance hablada por unos 220 millones de personas, principalmente en Portugal y Brasil, y también en Angola, Mozambique (Moçambique), Cabo Verde, Guinea-Bissau (Guiné-Bissau), Santo Tomé y Príncipe, Timor Oriental (Timor-Leste), Guinea Ecuatorial y Macao. También existen comunidades de hablantes de portugués en Goa, Daman y Diu en la India, y en Malaca en Malasia.

El portugués proviene del latín, que trajeron a la Península Ibérica los soldados, colonos y comerciantes romanos a partir el año 218 a.C. Los primeros registros de una lengua claramente portuguesa aparecen en documentos administrativos que datan del siglo IX d.C. En 1290 el Rey Dionisio decretó que el portugués, entonces llamado simplemente "lengua vulgar", debía ser conocido como la lengua portuguesa y debía ser usado oficialmente.

En 1916 Portugal adoptó una ortografía portuguesa reformada (nova ortografia), en la que las palabras se escribían de forma más acorde con su pronunciación. Una forma ligeramente modificada fue adoptada en Brasil en 1943 y revisada en 1970. En 2009 se introdujo en Brasil una nueva ortografía que pretende unificar el portugués escrito de todos los países lusófonos. Aún no se fijado la fecha para su adopción en el resto de países de habla portuguesa

¿Necesitas ayuda?

5 + 15 =

La lengua portuguesa

El portugués es una lengua románica occidental que se caracteriza por su nasalización, por la dificultad para distinguir el final y el inicio de las palabras y por su complicada fonética.

El portugués brasileño no sólo se diferencia por los acentos y el lenguaje coloquial, sino que también se distingue por su ortografía y reglas gramaticales.

El portugués es una lengua romance hablada por unos 220 millones de personas, principalmente en Portugal y Brasil, y también en Angola, Mozambique (Moçambique), Cabo Verde, Guinea-Bissau (Guiné-Bissau), Santo Tomé y Príncipe, Timor Oriental (Timor-Leste), Guinea Ecuatorial y Macao. También existen comunidades de hablantes de portugués en Goa, Daman y Diu en la India, y en Malaca en Malasia.

El portugués proviene del latín, que trajeron a la Península Ibérica los soldados, colonos y comerciantes romanos a partir el año 218 a.C. Los primeros registros de una lengua claramente portuguesa aparecen en documentos administrativos que datan del siglo IX d.C. En 1290 el Rey Dionisio decretó que el portugués, entonces llamado simplemente "lengua vulgar", debía ser conocido como la lengua portuguesa y debía ser usado oficialmente.

En 1916 Portugal adoptó una ortografía portuguesa reformada (nova ortografia), en la que las palabras se escribían de forma más acorde con su pronunciación. Una forma ligeramente modificada fue adoptada en Brasil en 1943 y revisada en 1970. En 2009 se introdujo en Brasil una nueva ortografía que pretende unificar el portugués escrito de todos los países lusófonos. Aún no se fijado la fecha para su adopción en el resto de países de habla portuguesa